La Camisa Blanca

Saben qué es absolutamente indispensable en un clóset? una camisa blanca. Carolina Herrera siempre la lleva, es parte de su clásico uniforme. Una camisa blanca es el must have más adaptable de todos los que existen en cualquier clóset, puede ser con corte clásico con aires masculinos, oversized, con apliques, con pantalón, falda, entallada, como sea es la mejor de las adquisiciones porque le va bien a morenas y a rubias. La elección de una camisa blanca es sencilla, yo tengo más de una siendo mi favorita la clásica con doble puño al estilo masculino, las pinzas (costuras de la espalda) las hace entalladas y femeninas sin perder ese aire de pretty boy. La que ando buscando es la estilo smoking, sigue siendo un clásico que puede ser tan trendy como los accesorios y combinaciones que le ponga, YSL el año pasado las sacó con lazos y ruffles, preciosas.

¿Cómo elegirla? siempre hay que tener en cuenta el largo, las versiones petite de muchas marcas, no reducen la talla -recortan el largo- lo que hace que una talla petite llegue hasta donde debe llegar, si es un corte recto clásico: debe ser lo suficientemente corta para que llegue a la cadera y poder usarla por fuera y que no sea tan larga para usarla por dentro sin que se note, mi favorita de este tipo es de Banana Republic, no se arruga y la tela es divina, el corte favorece mucho y lo mejor de todo es que dura años!

MNG y Zara tienen opciones, telas un poco más delgadas pero existen modelos muy versátiles que pueden servir, pero tengo como doctrina que prefiero gastar más en piezas básicas que me duren mucho tiempo,  en vez de comprar más barato pero que tenga que botar al mes, la ropa es una inversión, no un gasto.

Al estilo Carolina Herrera, me usar camisas de mangas 3/4 con faldas lápiz, es un contraste muy lindo. Aquellas más elaboradas siempre pueden usarse en ocasiones más formales, con un traje sastre siempre se ve perfecta. Uno de mis looks favoritos es de skinny jeans, camisa blanca y cardigan con botas en invierno y con flats en verano, es un estilo clásico pero que siempre me saca de apuros.

Una camisa blanca con una falda corte A y pumps es un look increíble y súper femenino, con shorts khaki y collares es chic y de verano y oversized sobre un bañador con sandalias y sombrero es versátil para la playa. Más allá del look de working girl, la camisa blanca con skinny jeans y flats con un boyfriend blazer es clásico y relajado, además de bonito – es el look al que siempre recurro cuando tengo crisis de clóset-

La camisa blanca es un must have en cualquier clóset, clásica, con apliques, manga larga o 3/4, es la pieza salvadora y más combinable de cualquier guardarropa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

4 thoughts on “La Camisa Blanca

  1. Con apliques de color siempre son una buena opción también. Tengo una blanca con los vueltos de la manga y el borde de la botonera en negro y botones negro hermosa!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s